viernes, 11 de abril de 2008

La semana de la dulzura


Cada país tiene sus tradiciones y costumbres algunas son compartidas internacionalmente y otras solo se dan en un país o una región determinada.
La semana de la dulzura solo se da en Argentina y es justamente ahí donde nació la costumbre, la misma se lleva a cabo desde el día uno al siete de julio y trata de intercambiar una golosinas por un beso.
Una bonita costumbre para los golosos o los mimosos, pero lo curioso es que esta semana fue inventada por una fábrica de golosinas.
La fábrica Arcor, había lanzado ya al mercado el conocido bocadito Bon o Bon y en diversos estudios de marketing efectuados a posteriori de su campaña de lanzamiento, podían destacar los sentimientos de compartir que había irradiado las publicidades de los bocaditos a sus espectadores.
Sin embargo las golosinas son un producto que deja poca ganancia por unidad y sería muy difícil publicitar a cada producto por los valores monetarios que cuesta la publicación de los anuncios y/o comerciales.
En 1989 Arcor se juntó con la ADGyA (Asociación de Distribuidores de Golosinas y Afines) con el fin de aumentar sus ventas. Así surgió la estrategia de marketing cuyo eslogan decía: “una golosina por un beso” y se la denomino la semana de la dulzura.
Las ventas aumentarón en un 20%, por lo que decidieron repetirla al año siguiente y así convertirla en una costumbre.
La tradición permanece hasta el día de hoy y tiene tantas personas a su favor, como en su contra. La realidad es que también existe gente que ni si quieras sabe de donde surgió esta tradición y la disfrutan sin preguntarse nada.
Sin embargo los que vivimos esa época de plena campaña de marketing recordamos como se difundió. La campaña consto de cartelería por todos los kioscos y supermercados. Pero lo más recordado eran los promotores por las puertas de los colegios y parques regalando Bon o bon y otras golosinas de la marca Arcor.
No se acompaño esta campaña con publicidad audiovisual, pero la cantidad de anuncios de golosinas en esa semana aumentaba generando una cierta suspicacia.


Fuentes:


2 comentarios:

Anna Kuylenstierna dijo...

Que simpática la idea! Una pena que no haya llegado a España, no conocía esta costumbre tan curiosa. Esta manera de "publictar" la marca me parece muy original, además de efectiva por lo que veo, porque según cuentas se ha convertido en una costumbre, lo cual favorecerá muchísimo a la marca. Estaría encantda de que implantaran una costumbre así aquí, porque, ¿a quien no le gustan los dulces? y ¿a quién no le gustan los besos? :P
Saludos!!
//Anna

tienda online de golosinas dijo...

Un post antiguo pero muy dulce.